“Humildad, valor, curiosidad y perseverancia, claves para innovar con éxito”

Javier Pérez Bermejo, Digital Practice Manager en Prodware, analiza cómo lograr que la innovación facilite la evolución de las compañías

26/09/2018

Este miércoles ha tenido lugar una nueva edición del Ciclo de Transformación Digital organizado por la red empresarial DIR&GE con el apoyo de Prodware. Bajo el título “Innovar en el modelo de negocio, una estrategia de éxito y competitividad empresarial”, en este encuentro se han dado cita una decena de directivos de compañías d diversos sectores -como retail, bancario, tecnológico y asegurador, entre otros- para hablar sobre innovación y productividad empresarial en un mercado cada vez más competitivo.


Think Tank Dir&Ge

La charla ha estado protagonizada por cuestiones como el diseño de procesos inteligentes, la gestión de equipos multidisciplinares, el uso eficaz de los datos de clientes o las estrategias para vencer la resistencia al cambio en el seno de las empresas. En la actualidad, las compañías buscan el equilibrio entre la transformación de la cultura, los procesos inteligentes, la experiencia de cliente y la rentabilidad para impulsar la innovación en un mercado cada vez más competitivo.

En este contexto, Javier Pérez, Digital Practice Manager en Prodware, ha animado a las compañías a salir de su zona de confort con el fin de convertir la innovación en una herramienta que facilite su evolución. “Cuando los negocios tienen éxito, la innovación no parece tan prioritaria. Son aquellos que se encuentran en alguna situación de riesgo los que más apuestan por la innovación como vía de supervivencia”, ha destacado.

Asimismo, ha insistido en la idea de que “para innovar de manera rentable, coherente e inteligente, se necesita humildad para tener una actitud de mejora continua y saber qué podemos hacer para ofrecer un mejor servicio”. Es decir, Pérez señala la humildad, el valor, la curiosidad y la perseverancia como las claves para innovar con éxito.

Finalmente, los participantes han coincidido en esta idea de que innovar se ha convertido en un ingrediente esencial para posicionarse frente a la competencia. Esto requiere un cambio estructural que va más allá de la tecnología; transformar la cultura empresarial y desarrollar una estrategia centrada en las necesidades del consumidor son algunos de los grandes asuntos pendientes en las compañías españolas para integrar la innovación en su cultura interna.